– Osteopatía: terapia manual cuyo objetivo es restablecer el funcionamiento normal de todas las estructuras del cuerpo humano. Las herramientas de trabajo son las manos del terapeuta y una visión del paciente como un todo, en el que cada estructura tiene influencia sobre las demás.

La osteopatía tiene como objetivo devolver la movilidad a las estructuras corporales, y entiende la lesión como la aparición de síntomas resultante de la adaptación del cuerpo a ciertos bloqueos.

 

– Reeducación postural de la marcha: A lo largo de la vida, desarrollamos una serie de “vicios” adoptando malas posturas, que van rompiendo el equilibrio de nuestro cuerpo y dan lugar a contracturas musculares, tensión y dolor, que pueden hacerse crónicos y convertirse en patologías.